De terror y miedo

Lo Último

Armas de "Rápido y Furioso" y Drogas son negociadas por el "Cártel de Sinaloa" en Colombia

El general Ricardo Alberto Restrepo, director de Antinarcóticos de la Policía de Colombia, admitió que miembros de cárteles mexicanos han llegado al país sudamericano para negociar cargamentos de droga y armas, incluyendo algunas que pertenecen a la fallida operación “Rápido y Furioso”, implementada por el gobierno estadounidense en México. “Se ha detectado que hay carteles mexicanos que han llegado a Colombia básicamente a negociar la droga y estupefacientes para llevarlos ellos mismos”, expuso el funcionario al periódico El Tiempo. 

De acuerdo con información que publica hoy el diario de la capital colombiana y que titula “La cita de narcos de Sinaloa en Medellín”, hace 15 días se realizó una “cumbre” en la capital de Antioquia con cabecillas de varios grupos del crimen organizado y en la que un hombre identificado como “El Tatuado”, supuesto emisario del Cártel de Sinaloa, entregó armas y ofreció doblar la paga a los llamados “Urabeños” o miembros del “Clan Úsuga”. 

En la reunión, añade el periódico, estuvo un sector de la “Oficina”, bandas de la comuna 8 y 9, de la zona de Castilla, de Moravia y gente de “la Agonía”, de acuerdo con Fernando Quijano, un experto en el conflicto que vive Medellín y quien es cabeza del organismo Corporación para la Paz y el Desarrollo Social. “También se sabe que subieron 60 fusiles a las comunas y que hacen parte del arsenal que Estados Unidos infiltró en la mafia mexicana en fallidas operaciones encubiertas”. 

Esas “operaciones encubiertas” a las que se refiere El Tiempo son las realizadas en el operativo “Rápido y Furioso”, implementado desde 2005 por el gobierno estadounidense que, a través de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF, por sus siglas en inglés), en cooperación con algunos vendedores legales de armas, introdujo a México armas de compradores minoristas a quienes consideraba proveedores ilegales de los cárteles del narcotráfico. 

Sin embargo, el gobierno estadounidense perdió el rastro de cerca de 2 mil armas de fuego de alto calibre, que correspondían a ese programa, y algunas de ellas aparecieron en escenas de crímenes, como el del agente de la Patrulla Fronteriza Brian A. Terry, asesinado en diciembre de 2010 en Arizona. En septiembre de 2012, la Cámara de Representantes presentó el reporte final sobre el fallido operativo en contra del tráfico de armas Rápido y Furioso, una operación en la que 14 funcionarios de justicia de ese país fueron señalados como responsables de haber fallado en sus acciones. 

Ahora, según los informes recabados por el diario colombiano, esas armas introducidas ilegalmente en México por la AFT estadounidense han llegado hasta Medellín, donde se vive actualmente una lucha entre cárteles donde, además, se ha detectado la presencia de supuestos miembros de la organización sinaloense. “Hemos escuchado, en los relatos de algunas víctimas de desplazamientos y desapariciones, la incidencia de extranjeros en la Comuna 8, por arriba en La Sierra, en la (comuna) 13, San Cristóbal y San Antonio de Prado. Relatan la presencia de mexicanos”, explicó Jesús Sánchez, un personero para los derechos humanos. También, Max Yuri Gil, un experto en el conflicto, fue citado por el diario: “Es evidente que los combos en Medellín están matriculados a estructuras criminales transnacionales. 

Trabajan con la ‘Oficina’ o con ‘los Urabeños’ y desde hace años han tenido que aceptar alianzas con carteles mexicanos para acceder al mercado de los Estados Unidos”, explicó. El Departamento del Tesoro de los Estados Unidos tiene evidencia de esas alianzas. Según el periódico, hace dos meses, antes de incluir a los primeros jefes de la “Oficina” en la Lista Clinton, insistió en que esos nexos le han permitido a los colombianos internacionalizarse. “A pesar de estos antecedentes, las autoridades de Medellín dicen que, si bien puede haber ‘uno que otro mexicano’ trabajando con la mafia local, no hay evidencia de que estén incidiendo en los crímenes de la ciudad. 

Pero admiten que sí se habla en la Comuna 8 de un alias ‘el Mexicano’”. Sergio Vargas, Secretario de Seguridad de Medellín, admitió que en las comunas se habla de “el Mexicano”, pero ello no significa que el cartel de Sinaloa esté allí. “Es factible que un mexicano haga parte de una estructura criminal o venga a resguardarse”, dijo el jefe policiaca a El Tiempo. Otro funcionario, el general de la Policía de esa ciudad, José Mendoza también aclaró: “Una cosa es que ayuden a un bandido [mexicanos] y otra, que trabajen en la ciudad”.
Leer más...

Aseguran laboratorio para elaborar metanfetaminas

Agentes de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán localizaron una bodega en Morelia donde se guardaba un laboratorio para elaborar metanfetaminas, además de vehículos con reporte de robo.

La dependencia informó en un comunicado que recibió una denuncia ciudadana en la que alertaron sobre movimientos de personas con actitud sospechosa y detonaciones de arma de fuego, en la colonia Elías Pérez Avalos ubicada a espaldas de la Central de Abasto.

Personal ministerial del Centro de Operaciones Estratégicas de la Procuraduría llegó a la bodega ubicada en la calle Felipe Páramo número 160 de esa colonia y se encontró un arma calibre 9 milímetros y cuatro cartuchos útiles.

Además de dos casquillos percutidos, 100 tambos con una capacidad de 200 litros, así como diversos utensilios para la elaboración de droga sintética.

También se localizaron dos tracto camiones, dos semirremolques, ambos con reporte de robo, contenedores de plástico, cubetas, tinas, costales y bolsas de plástico conteniendo líquidos de diferentes consistencias y colores. Además de sustancias en polvo, al parecer todo ellos utilizados como precursores para la elaboración de drogas sintéticas, como metanfetamina.

La bodega fue asegurada en tanto se notifica a la delegación estatal de la Procuraduría General de la República, para iniciar la averiguación previa correspondiente.

Leer más...

Televisa echa a corresponsal por reunirse con “La Tuta”

MÉXICO, D.F.- Grupo Televisa terminó sus relaciones laborales con Eliseo Caballero Ramírez, su corresponsal en Michoacán.

Después de que MVS Noticias exhibiera a Caballero en un video al lado del capo Servando Gómez “La Tuta”, Televisa difundió un comunicado en el que expone:

“Dada la gravedad de los hechos y mientras las autoridades deslindan las responsabilidades correspondientes, Noticieros Televisa también decidió dar por terminados los servicios que nos prestaba la agencia de noticias Digital Diprosa SA de CV, a través de Eliseo Caballero Ramírez”.

Televisa informa que presentó una denuncia de hechos ante las autoridades judiciales para hacer de su conocimiento la reunión sostenida entre Caballero y el líder del grupo criminal “Los Caballeros Templarios”.

De acuerdo con el comunicado, Caballero habló con Grupo Televisa el pasado 19 de septiembre para informarles de la existencia del video y reconocer su autenticidad.

Hoy por la mañana, la periodista Carmen Aristegui difundió en MVS Noticias un video que exhibe a Caballero y a José Luis Díaz Pérez, dueño y director de la agencia de noticias Esquema, dando consejos al capo sobre cómo llevar la comunicación de la organización delictiva, amén de pedirle dinero.
Leer más...

Así fue la detención de “El Atlante”

A Alfonso Lira Sotelo lo han señalado en Baja California de ser el autor intelectual del 20 por ciento de las ejecuciones, de traficar hacia Estados Unidos toneladas de droga, y distribuir y controlar a los narcomenudistas en Tijuana y Rosarito. Corruptor contaba con la colaboración de agentes de distintas corporaciones policíacas, hasta que el 16 de septiembre de 2014 fue detenido por militares y federales en Zapopan, Jalisco .

En este 2014 se les fue tres veces.

En efecto, Alfonso Lira Sotelo “El Atlante” logró no ser capturado en tres ocasiones. Evadió el cerco que para detenerlo instauraron agentes de la Policía Estatal Preventiva. Salió airoso de un operativo de captura de la Policía Federal y el Ejército Mexicano, y finalmente, se le escurrió al Grupo de Inteligencia de la Policía Municipal de Tijuana.

Pero pese a los extremos cambios físicos a los que se sometió vía cirujanos plásticos, “El Atlante” fue identificado. Se le ubicó en Baja California, después en Sinaloa y, el 16 de septiembre, se le detuvo en Jalisco.

La imagen del criminal obeso y descuidado que en Baja California se tenía de Alfonso Lira Sotelo, es harto distinta de la personificación que encarna hoy en prisión. Es delgado, se sometió a cirugías de extracción de grasa y a intervenciones para remover el excedente de piel de su cuerpo.

También modificó los rasgos de su cara. A partir de cirugías, tiene ahora un mentón afilado y una nariz delgada y respingada; cambió su arreglo personal, pelo engominado hacia atrás y barba de candado. La vestimenta es otra. Dejó las camisetas y los jeans por trajes, camisas y corbatas.

Pero su transformación física no hizo mella en su personalidad criminal. Al verse exhibido con su nombre, cara y delitos, pues aun sin orden de aprehensión se le señala como autor intelectual de cientos de asesinatos y haber encabezado el trasiego de toneladas de droga de México a los Estados Unidos, “El Atlante” solo modificó su conducta pública. Un bajo perfil, en todo momento acompañado de abogados y una discreta escolta.

Descubierto en las filas del narcotráfico y el crimen organizado en 2007, en el ala de la célula de Teodoro García Simental, a la captura de éste y la consolidación del Cártel de Sinaloa en Baja California, particularmente en Tijuana, Lira Sotelo empezó a escalar posiciones a punta de balas y amenazas, hasta convertirse en cuatro años, en el líder de una peligrosa banda de narcotraficantes que autorizaba ejecuciones y secuestros, distribuía y trasegaba droga, y corrompía policías.

Junto con Lira Sotelo fueron detenidos Felipe Misael Angulo Rentería y Juan Carlos Beltrán Ayala, presuntos sicarios, y se aseguró una ametralladora y una pistola escuadra.

Fin de la impunidad

Los contactos al interior de corporaciones policíacas que en los primeros nueve meses de este año le sirvieron a Alfonso Lira Sotelo para escapar a la autoridad en tres ocasiones, no le fueron suficientes el martes16 de septiembre, cuando fue capturado por elementos del Ejército Mexicano y policías federales en Jalisco.

Una primera versión federal anotó que el operativo había sido de calidad quirúrgica. De hecho las autoridades locales, estatales y federales con presencia en Jalisco no se dieron cuenta de la detención hasta que fueron informados por la Procuraduría General de la República (PGR).

La detención la situaron en Zapopan, Jalisco, adonde el capo habría acudido para festejar el “Grito” de Independencia, en compañía de dos escoltas o sicarios a su servicio.

El Grupo de Inteligencia militar lo seguía desde Tijuana, y cuando “El Atlante” abandonó su refugio en Sinaloa para departir en Jalisco, vieron la oportunidad de detenerle. Lo siguieron de cerca. Identificaron tres casas en las que el narcotraficante podía estar hospedado. Otra versión indica que fue detenido en una de esas viviendas cuando, en solitario, se encontraba con su reducido equipo de seguridad.

En Sinaloa, particularmente en Culiacán, los soldados no vieron oportunidad para detenerle. “El Atlante” estaba refugiado bajo el amparo de Dámaso López “El Licenciado”, en un área complicada para el ingreso y salida de las autoridades. Pero a esas alturas, los federales que apoyaban al Ejército ya tenían en su poder una orden de presentación otorgada por un juez en agosto, en un expediente abierto por delitos contra la salud. 

Lira había llegado a Sinaloa cuando salió huyendo de Tijuana -autoridades informaron que usualmente lo hacen en vuelos comerciales con documentos oficiales, bajo un nombre falso-, tras el operativo de milicia y policías federales el 12 de agosto de 2014 en la zona residencial de Baja Malibú en Rosarito, fecha en que catearon una residencia ubicada en la calle Mayapán con el objetivo de detenerlo, pero ya no estaba ahí.

Los datos que aquel martes a las nueve de la mañana, llevaron a los soldados a Rosarito, fueron parte del trabajo coordinado del Consejo Estatal de Seguridad, horas después que la Policía Municipal de Tijuana realizara un operativo fallido para detener a “El Atlante”, tras recibir una denuncia anónima.

Pero de la casa de Rosarito Lira no huyó porque le dieron el pitazo. Tuvo suerte que uno de los abogados que trabaja para él, le hablara para citarlo en una dirección en la delegación La Mesa de Tijuana, para tratar asuntos de uno de los tantos negocios que el presunto capo tiene en la frontera.

Así, cuando las fuerzas federales llegaron al exclusivo fraccionamiento de playa, el narcotraficante ya estaba en Tijuana, donde su abogado le notificó del operativo y realizaron todos los trámites para sacarlo de la ciudad rumbo a Culiacán, desde donde continuó coordinando la actividad criminal de su grupo.

En la casa de Baja Malibú tres hombres fueron detenidos, uno fue liberado y otros dos llevados a la Ciudad de México, donde declararon ante el Ministerio Público de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Las manifestaciones de estos hombres resultaron en la orden de presentación a nombre de Lira Sotelo.

Pese a las advertencias de “no generar violencia interna para no calentar la plaza”, Lira procuró extender sus zonas de influencia, con amenazas de muerte u homicidios, hizo que los vendedores de droga de otros traficantes operaran para él, además de imponer nuevos distribuidores.

De “El Güicho” y la familia

De acuerdo a los archivos de inteligencia del Grupo Coordinación Baja California, “El Atlante” lleva varios años como miembro del crimen organizado. Se remonta a los años 2007-2008, cuando el Cártel Arellano dio permiso a Eduardo García Simental “El Teo” y Armando “El Gordo” Villarreal, para capitalizarse robando, vendiendo y trasegando la droga que le quitaban a los miembros de otros cárteles criminales que intentaban pasar por el estado sin pagar plaza. 

Apodos de los miembros de la célula de “El Atlante” salieron a relucir en 2010, tras la captura de Fermín Medina Morales “El Minfer” y Luis Enrique Medina Aguilar “El Chabelo”, detenidos por una serie de homicidios cometidos entre 2008 y 2010.

Pero este hombre se convirtió en cabecilla de célula hasta que la Policía Estatal preventiva (PEP) capturó en Mexicali a su último jefe, Héctor Eduardo Hernández Guajardo “El Güicho”, en mayo de 2011.

Incluso, con ayuda de Alfonso Lira Sotelo, “El Güicho” se fugó en julio del mismo año de un hospital de la Ciudad de México, y fue recapturado en Zapopan, Jalisco, en septiembre de 2011. Como su antecesor delictivo, Lira Sotelo se sostuvo como cabecilla criminal solo dos años.

Posicionado y surgido como parte de la escisión del Cártel Arellano Félix (CAF) en el ala rebelde de “Los Teos”-en la pugna interna también fueron apoyados por Sinaloa- cuando Alfonso Arzate García “El Aquiles” quedó como principal representante del cártel sinaloense, Sotelo aceptó operar criminalmente, coordinados y sin problemas, lo mismo que el resto de los ex “Teos”, los Uriarte, parientes de Raydel López “El Muletas” y la gente de José Antonio Soto Gastélum “El Tigre”.

Tras dos años de ruptura con el CAF, estos ex “Teos” habían establecido contacto con distintos proveedores de droga en México y América del Sur, así que no dependían de los nuevos “jefes”; de igual manera, consolidaron mecanismos para el trasiego a Estados Unidos, los negocios para el lavado de dinero, sistemas de reclutamiento criminal y sus vínculos con elementos corruptos en las distintas corporaciones de seguridad, para tener información y tratos.

Como sucede en el crimen organizado, con “El Atlante” se trata también de un negocio familiar; desde el segundo semestre de 2013, el Consejo Estatal de Seguridad conoció y dio a conocer, el modus operandi:

1. Su hermano, Javier Lira Sotelo “El Carnicero”, funcionó como operativo en los trasiegos. Lo detuvieron el 9 de abril de 2012 con cuatro cómplices y, tras dos cateos, les decomisaron 857.7 kilos de marihuana, 29 kilos de cristal, 7.262 kilos de heroína, 15 armas largas nuevas, un arma corta, 200 cartuchos y 24 cargadores. Fue presentado y liberado casi inmediatamente, el 18 de abril de 2012, pese a que sus supuestos compinches declararon que este hombre recibía droga del Cártel de Guadalajara, de un tal “Meño”.


2. “Concha” Lira es investigada -aún sin éxito- por su presunto involucramiento en lavado de dinero. Los sujetos detenidos con “El Carnicero” aseguraron que la mujer administraba las casas de cambio propiedad del grupo, por lo menos tres en el fraccionamiento Florido y una en la delegación La Mesa. 

3. El tercer hermano es director y coordinador de tres centros de rehabilitación inscritos en el padrón de organizaciones no gubernamentales apoyados económicamente por el Gobierno del Estado de Baja California, llamados “Una Nueva Visión”, asociación civil que ha apoyado con equipos deportivos a escuelas de escasos recursos en las zonas donde se ubican los centros.

Para las fuerzas de seguridad, éste es un punto de reclutamiento, sin embargo, los centros llevan varios años operando, por lo menos dos bajo la supuesta investigación del Consejo Estatal de Seguridad, con soporte monetario y en especie del gobierno, sin que su funcionamiento haya sido afectado.

Dos años en la cúpula criminal

Alfonso Lira Sotelo duró dos años como líder criminal.

Actualmente las fiscalías y policías lo señalan como uno de los principales responsables de los cientos de homicidios ocurridos entre narcomenudistas desde 2012, el principal responsable de los secuestros y quien da permisos para las extorsiones.

Sin embargo, las primeras menciones de “El Atlante” como cabecilla criminal datan precisamente de abril de 2012, cuando su hermano Javier Lira fue capturado y liberado.

También en abril de 2012, tras el cateo de una casa con droga, las autoridades localizaron una lista de este cabecilla criminal: “La Rosy”, “El Tito”, “El Marqués”, “El Tribi”, “El Chespi”, “El Bolonia”, “Nacho”, “Miguel de las Canchas”, “Alan”, “Roberto”, “Ely”, “El Pony”, “El Guarachín”, “La Doña”, “Felipe”, “El Güero”, “Luisillo”, “Robert”, “Mich” y “Ramón”.

Informaron que el texto también contenía nombres de funcionarios municipales presuntamente ligados al criminal, pero no los dieron a conocer y nadie fue detenido.
El 6 de noviembre de 2012, policías municipales participaron en un operativo en el fraccionamiento El Lago, donde un supuesto laboratorio de droga explotó; hubo detenidos. Oficialmente, los detenidos argumentan que los uniformados les sembraron pruebas y los capturaron indebidamente. Extraoficialmente, abogados que trabajan para Lira aseguran que en la casa había muchos dólares más que el millón y medio que reportaron incautado, y los uniformados lo robaron.

El 22 de diciembre de 2012, fue detenido Rosendo Campos Zepeda “El Chendo”, gente de “El Tigre”. Elementos de la PEP fueron señalados de haber recibido datos y 20 mil dólares de Lira para detenerlo.

Mientras que el 9 de marzo de 2013, “Tony”, de 16 años, detenido por el homicidio del hijo del dueño de un bar de la calle Sexta en Tijuana, confesó que lo asesinaron porque “trabajaba para ‘El Atlante’”.

El 18 de abril de 2013, matan frente a una escuela a Víctor Manuel García “El Sargento” y su hija de 9 años. Autoridades informan que el muerto es gente de “El Atlante”. Y en mayo de 2013, asesinan en Mexicali a José Antonio Beltrán Cabrera “El R4”, mano derecha de “El Tigre”. La hipótesis de los investigadores fue que lo mandó asesinar Lira, en venganza por la muerte de “El Sargento”.

En agosto de 2013, Juan Lorenzo Cervantes Martínez, cuñado del “El Atlante” y miembro de su célula delictiva, fue detenido como presunto responsable de varios homicidios ocurridos entre 2010 y 2011, pero nada en contra de Lira; lo mismo que en el asesinato del policía municipal Ricardo Salgado Hernández.

El 7 de agosto de 2013, Margarito Javier Ibarra García, capturado con seis armas cortas, tres rifles, 3.7 kilos de ice y un kilo de marihuana, lo identificó físicamente como su jefe delictivo y el propietario del cargamento ilícito.

El 17 de agosto del mismo año, Luis Ángel Torres Barba y Luis Jesús Ramírez Partida, dijeron que Lira era el dueño de 11 kilos 300 gramos de cocaína valuados en más 11 millones de pesos que les fueron incautados. Y para noviembre, se dio a conocer la primera foto de Lira Sotelo. Meses antes el hombre se había sometido a varias cirugías estéticas, el hombre de 120 kilos bajó su peso a unos 75, y su imagen lucía más estética.

A lo largo de 2014, diferentes funcionarios de la Procuraduría General de Justicia del Estado han declarado constantemente que entre el 75 y 80 por ciento de los homicidios violentos ocurridos en Baja California, principalmente en Tijuana y la Zona Costa, son producto de las pugnas internas del narcotráfico y dividen proporcionalmente cada célula, incluida la de Lira Sotelo. Son responsables del 20% de los más de 550 asesinatos contabilizados hasta ahora.

En febrero de 2014, la mayoría de los medios impresos y electrónicos de Tijuana publicaron las declaraciones del coordinador estatal de la Subprocuraduría contra la Delincuencia Organizada de la PGJE, tras una serie de homicidios.

Afirmó que los asesinatos se debieron a la pugna entre dos células de narcomenudistas que antes operaban juntas: la encabezada por Lira Sotelo y la de Dalia Rodelo “La Prima”. Esta versión se había obtenido por declaraciones de inculpados y familiares de los asesinados.

Enemigo de todos

Desde 2012, declaraciones de homicidas y traficantes reportaron que Lira está enfrentado a José Soto y “Los Erres”; en 2013 sus pugnas se ampliaron y, según las áreas de inteligencia policiaca bajacaliforniana, incluyeron a los Uriarte porque, aprovechando las pugnas internas, intentó entrar en la Zona Este.

Después se desafiaron en la franja fronteriza con algunas células que restan del CAF, que tienen acuerdo con “Los Aquiles”.

Y aunque existían sospechas de que se había rebelado contra los hermanos Arzate, éstas fueron corroboradas por las autoridades hasta el domingo 10 de agosto de 2014, tras el intento de asesinato de Joaquín Francisco Mendoza Montero en el restaurante Negro Durazo, en la delegación de Otay.

Según manifestó Armenta Mendoza, uno de los hombres contratados para matarlo, que fue detenido, Francisco Mendoza era el principal distribuidor de droga de “Los Aquiles” en Otay, y él recibió órdenes de “El Güero”, quien a su vez obedece a “El Oso”; por encima de ellos está “El Atlante”. 

Lira Sotelo también se declaró enemigo de los policías que no sucumbieron ante las amenazas o el dinero. De acuerdo a declaraciones de traficantes al menudeo que en fechas recientes se enfrentaron a la Policía antes de ser detenidos, recibieron instrucciones de sus jefes criminales dependientes de “El Atlante”. “No se dejen agarrar, y si se dejan decomisar la droga, o la pagan o se mueren”, fue la consigna.

Clasificado por sus cómplices como “obsesivo y desconfiado”, Alfonso Lira Sotelo iba y venía, pasaba mucho tiempo en Baja California porque acostumbraba supervisar personalmente los intercambios o trasiegos de droga, cuyos importes eran económicamente cuantiosos.

En muchos casos de decomisos, donde se reportaba una cantidad menor de “mercancía” a la que estaba implicada, “El Atlante” se daba a la tarea de investigar para saber quién le robaba, sus traficantes o los policías. Así inició su animadversión con algunos grupos de las fuerzas operativas estatales y municipales, básicamente de Tijuana.

Conforme a los datos de Lira Sotelo, los policías le robaban y además estaban deteniendo a sus cómplices sin tener pruebas, según su posición, estaban inventando cargos, sembrando armas y droga en contra de sus operadores para desarticularlo. Y no eran parejos, porque sus competidores criminales no eran afectados igual.

Impunidad en fiscalía bajacaliforniana

En boletines de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, de la Policía Municipal de Tijuana, así como presentaciones y anuncios de detenciones, decomisos y homicidios, los presuntos delincuentes o criminales confesos aseveraron que los delitos habían sido cometidos por órdenes de “El Atlante”. 

En el transcurso de dos años, más de un operativo organizado para su captura, pero nada. 

Durante 2014, mientras las autoridades negaban públicamente que el traficante estuviera en esta entidad fronteriza, aseguraban que por el temor de ser detenido, estaba huyendo en Sinaloa, Sonora o Jalisco. Testigos reportaban cómo este sujeto se reunía con sus abogados en restaurantes de la ciudad, hoteles, incluso en negocios ubicados en las inmediaciones de la Procuraduría General de la República y los Juzgados federales, en la popular Zona del Río en Tijuana.

Cuando la prensa cuestionó por qué no era detenido a pesar de los señalamientos, la respuesta llegó de la PGJE, principal centro de operación criminal de Lira Sotelo Aunque desde 2012, diversos subprocuradores de delincuencia organizada lo señalaron públicamente en varias ocasiones como presunto responsable de un alto porcentaje de los asesinatos relacionados con narcomenudeo, en la Procuraduría del Estado no existe ninguna orden de aprehensión en su contra.

El Gobierno Federal tampoco ha solicitado ni obtenido, orden de captura alguna contra “El Atlante”.

Leer más...

Tamaulipas: Capturan a "El Moco" Jefe "Zeta" extorsionador y secuestrador

Elementos federales detuvieron, sin realizar disparo alguno, a Cristóbal García Estrada alias "El Moco", y a cuatro de sus cómplices, dedicados al secuestro, la extorsión y al robo de ganado, en cinco municipios de la región central del estado de Tamaulipas.

En un comunicado la Secretaría de Gobernación (Segob) informó que García Estrada, de 34 años, y originario de Ciudad Victoria, es presunto jefe de un grupo delictivo que operaba en los municipios de Güémez, Hidalgo, Padilla, y San Carlos.

Sus antecedentes refieren que fue detenido en 2002. Tiene orden de aprehensión por parte de la Procuraduría General de la República en Tamaulipas, librada el 16 de enero de 2003, y está relacionado con una averiguación previa de la SEIDO por secuestro, extorsiones, robo de vehículos y de autotransporte.

El seguimiento de información, confirmado y nutrido por las investigaciones realizadas en diferentes municipios de Tamaulipas, y en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, a donde había cambiado su residencia, condujo a la ubicación de Cristóbal García Estrada, señalado como el segundo de mando en la organización criminal.

La estrategia de su aprehensión, a cargo de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal, se focalizó en un filtro de revisión establecido en el tramo de Ciudad Victoria–Oyama, sobre la carretera federal 85 México – Nuevo Laredo, en donde el mencionado sujeto descendió de una camioneta acompañado de Marisol Navarro Luna, de 29 años y oriunda del municipio de Padilla; Guillermo Briones Gallegos, de 58 años, originario de Ciudad Victoria; y de Julio César García Estrada, de 36 años, nacido en Ciudad Victoria. Todos ellos referidos por sus presuntas actividades en la cadena de la delincuencia organizada.

Dentro del vehículo que los transportaba, los elementos federales de la División de Seguridad Regional hallaron dos armas largas de uso exclusivo de las Fuerzas Armadas, dos cargadores, 42 cartuchos y cuatro equipos de telefonía móvil, así como documentación diversa.

Al continuar las investigaciones del grupo delictivo, los efectivos federales llegaron a un depósito de vehículos en Ciudad Victoria y detuvieron, con el apoyo de la policía del estado de Tamaulipas, a José Guadalupe Sena Menchaca, de 27 años, originario de Ciudad Victoria, por su presunta responsabilidad de falsificar documentos oficiales para los automóviles que habían sido robados por ese grupo.

Los cinco detenidos, vehículos y armas aseguradas fueron puestos a disposición del Ministerio Público Federal adscrito a la Subsecretaría Especializada en Investigación en Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República, en la ciudad de México.
Leer más...

En nombre de la “lucha” de Los Caballeros Templarios decidió tomar su propia vida

Según reportes periodísticos, al verse rodeado por fuerzas federales y estatales en una casa en el puerto de Lázaro Cárdenas, estado de Michoacán, Aquiles Gómez Martínez, el hermano de Servando Gómez Martínez La Tuta, prefirió el suicidio a ser capturado. Llama poderosamente la atención esa conducta. No es la conducta normal de un narcotraficante, que es, en última instancia, un simple comerciante cuyo producto tiene un alto valor en el mercado. Ni el más buscado en el mundo, que fue El Chapo Guzmán, optó por esa resolución a su dilema: enfrentar a las fuerzas que lo rodeaban y morir abatido, o rendirse. No quiere decir que no haya habido circunstancias que orillaron a delincuentes a quitarse la vida antes que rendirse. Pero la gran mayoría de los abatidos lo han sido por balas del lado gubernamental, que, dirían algunos, es una forma diferente de suicidio.

Pero Aquiles se suicidó antes que rendirse o, incluso, de ser abatido. Es imposible saber a ciencia cierta por qué lo hizo, pero es posible elaborar algunas conjeturas acerca de las circunstancias que lo pueden haber influido para que tomara esa decisión.

En primer lugar, existe desconcierto en el gobierno federal por no haber podido localizar y apresar a Servando Gómez Martínez. Ese hecho en sí mismo es relevante. El mismo Presidente de la República prometió que sus fuerzas estaban a punto de lograr su captura. Tan fuerte fue la convicción de que se le iba a apresar en breve, que el Comisionado federal en Michoacán, Alfredo Castillo, ofreció la cabeza de La Tutaantes de que entrara en vigor el acuerdo entre autoridades federales y estatales con las autodefensas, cuando se pactó el desmantelamiento de estos últimos, el 10 de mayo de este año. Pero no lo han logrado. Empiezan a cundir las suspicacias entre agencias de seguridad del Estado, pues corre la impresión de que sigue gozando de información privilegiada que le ha permitido escapar de los cercos que le han puesto. Un dato es, entonces, la incomodidad en el gobierno federal sobre este asunto.

Otro dato son los métodos de interrogatorio que está empleando el gobierno federal a la hora de capturar operadores de Gómez Martínez. Según informes confidenciales y no oficiales de gente cercana a la investigación, se han empleado métodos para extraer información sobre su paradero que son reminiscencias del tratamiento dado por tropas estadunidenses a los iraquíes considerados aliados de Saddam Hussein, justamente cuando Estados Unidos buscaba capturarlo. Los encargados federales de la operación en Michoacán parecen estar pensando, y haciendo honor a los tiempos de la Dirección Federal de Seguridad, que si tan bien les sirvió el método a los vecinos, por qué no aplicarlo aquí.

El nombre de Los Caballeros Templarios no es, estrictamente hablando, el de un cártel de narcotraficantes. En cualquier lugar normal del mundo occidental, sería una secta religiosa. Pero Michoacán no es como el resto del mundo. En ese estado sí es el nombre de un cártel de narcotraficantes sui generis cuyo líder es grabado en un video sentado en una oficina holgada, escritorio grande y lleno de fotos, con imágenes del Che Guevara y Pancho Villa en su pared, y, en el centro, la imagen de la Virgen de Guadalupe. No se ven las armas largas y pistolas con incrustaciones de perlas, oro y diamantes que tantos otros capos de la droga gustan de subir a Facebook. Es una imagen completamente diferente, y podría confundirse con un evangelio o partido político.

Es un grupo criminal con base social real. A este hecho se debe, fundamentalmente, la explicación de por qué no han podido apresarlo, junto con la complicidad de ciertas autoridades. Eso es lo que lo distingue de otros cárteles y delincuencia organizada, además de su idea muy personal de aparente convicción religiosa sobre lo bueno y lo malo. Se dedica a la búsqueda de riquezas por la vía que sea, pero con ideas sobre el país, la gente y sus necesidades. Sin duda un fenómeno confuso y perverso, aunque real. De ahí que, encontrándose rodeados de tropas federales y estatales, Aquiles, en nombre de la “lucha” de LosCaballeros Templarios, decidió tomar su propia vida, como una ofrenda a su hermano y una vía para evitar ser torturado inmisericordemente.
Leer más...

Video: Corresponsal de Televisa en Michoacán y otro periodista asesoraban y cobraban con “La Tuta”

tutatelevisa
Eliseo Caballero, corresponsal de Televisa en Michoacán, y de José Luis Díaz Pérez, dueño y director de la agencia de noticias Esquema, se reunieron con el líder de los Caballeros Templarios. Le dieron consejos y le pidieron dinero, e incluso una camioneta.

El martes 16 de septiembre llegó un paquete a la redacción de Noticias MVS, dirigido a Carmen Aristegui. Dentro venía una hoja doblada por la mitad y engrapada por los costados, como una improvisada bolsa de papel, que contenía un dispositivo USB con un video.

Al frente, imprimieron el símbolo del cártel de “Los Caballeros Templarios” y pusieron el siguiente mensaje:

“Sra. Aristegui:

“Le mandamos un regalito contra sus amigos de Televisa hace unos días.No ha sacado nada. Este material va a salir. Esperamos que sea por su programa” (sic).

Era la segunda vez, en pocos días, que enviaban el mismo video. Sobre las imágenes, se indicaba que se trataba del conocido periodista Eliseo Caballero, corresponsal de Televisa en Michoacán, y de José Luis Díaz Pérez, dueño y director de la agencia de noticias Esquema, proveedor de servicios de información, imágenes y equipos a diferentes medios nacionales e internacionales.

Aún en proceso para confirmar, por diferentes vías, la identidad de los periodistas, este medio recibió el segundo USB.

Noticias MVS corroboró, finalmente y de manera definitiva, la identidad de los dos periodistas mediante extensas llamadas telefónicas; la primera con Díaz Pérez, el jueves 18, y la segunda con Eliseo Caballero, el viernes 19 de septiembre, en donde reconocieron su presencia en ese encuentro videograbado con el líder criminal. Caballero habló, incluso, de un segundo encuentro con el capo michoacano.

En la primera imagen apareció uno de los líderes del cártel de “Los Caballeros Templarios”, Servando Gómez Martínez, alias “la Tuta”, sentado en torno a una mesa blanca que comparte con dos personas más.

Se trató de Eliseo Caballero corresponsal de Televisa en Michoacán y de José Luis Diaz Pérez, dueño y director de la agencia Esquema, ubicada en ese misma entidad. Esta Primera Emisión de Noticias MVS, confirmó la identidad de ambos.

A lo largo del video, de unos 24 minutos, los periodistas conversaron con “la Tuta” sobre ideas y estrategias para lograr mayor presencia en los medios de comunicación, por encima de los grupos de autodefensa y del gobierno.

Los periodistas analizan y sugieren al capo lo que hay que hacer para contrarrestar los efectos que están causando, con sus mensajes y con presencia en los medios de comunicación, los grupos de autodefensas y comunitarios. Al final, los dos recibieron, billete sobre billete, dinero en efectivo de manos de la propia “Tuta.”

El video fue editado, tiene 14 cortes que caen como machetazos. Aún así, y a pesar de la mala calidad del audio, se escuchan algunos pasajes. El encuentro se desarrolló en un salón de paredes blancas pero sucias y piso con mosaicos. Los tres, sentados alrededor de la mesa, son los únicos que aparecen. A unos metros, alguien los grabó, aparentemente desde una computadora.

“La Tuta”, vestido de azul con una gorra, opinó sobre el papel de la prensa en la cobertura de su cártel. Los primeros minutos también habló, sin detenerse, sobre el impacto de algunos videos en las redes sociales.

Y él, más que ningún otro capo, sabe de lo que habla; el buscador de Youtube arrojó 186 mil resultados con su nombre.

Aún así, le sorprendió la popularidad de un sicario conocido como “Broly Banderas” y las más de 5 millones de visitas para un video grabado por órdenes suyas.

Lo que no le gustó es que los periodistas lo critiquen.

Esto es parte de lo que puede escucharse cuando el capo preguntó a sus invitados qué le impide ser entrevistado. Uno de ellos, José Luis Díaz, le dice que ninguna ley está de por medio:

La Tuta: Dime una ley que diga que un periodista no puede entrevistar a un narcotraficante

JLD: No hay, pero en México nadie cumple la ley

La Tuta: Yo estoy completamente contigo […] Además la política que se respeta puede mandar mensajes al aire…

A “la Tuta” la asesoraron sobre estrategias de comunicación. Este es el momento cuando Eliseo Caballero le pidió darse cuenta que los grupos de autodefensa tuvieron de su lado a la mayoría de la prensa y le recomendó usar otros recursos, como colgar mantas, las cuales, según él, son fuente de información para los reporteros:

EC: Pero, ¿me permite dar mi opinión?

La Tuta: ¡Échele!

EC: Yo desde la otra vez, platicando con varios compañeros, les he dicho que estos tipos, los comunitarios, traen una estrategia de prensa muy buena. Porque en todos lados, por ejemplo, cuando (inaudible) a cubrir, este, llegan y luego luego buscan a los reporteros… Algunos así como que “oiga (inaudible) yo les digo por dónde y a dónde va y con quién…”. (inaudible). Y te dicen lo mismo: lo mismo te decían en Buenavista que en Tepalcatepec o si ibas a Coalcomán… Las mismas cosas. Era lo que tenían planeado. Y yo creo que…

La Tuta: (Inaudible).

EC: Por eso, pero el problema es que aquí ha habido, yo siento, una capacidad de reacción lenta. Porque, por ejemplo, si eso yo lo hubiera… (Inaudible).

La Tuta: Pues nadie quiere venir con nosotros…

EC: No, no… Es que como le dije la otra vez. Con que al menos una manta, la manta ya para nosotros es una fuente informativa…

Como se escuchó al final de este audio, Eliseo le recordó a “la Tuta” que antes ya le había sugerido el uso de las mantas.

También le explicó que las autodefensas reaccionaron rápido para generar impacto y, una forma de hacerlo, fue llevar con ellos a sus reporteros consentidos, quienes los vieron como unos “héroes”, tal y como lo habrían hecho con “un francesillo” de la agencia de noticias EFE.

“La Tuta” respondió que corrían peligro si llevaban a algunos reporteros a su escondite, ya que podrían dar pistas a la policía sobre su paradero, como sucedió cuando llevaron por la fuerza a una reportera que trabaja para el programa Punto de Partida, transmitido por Televisa. 


Eliseo Caballero le propone entonces cambiar la estrategia para ganar espacios a los comunitarios mandando mensajes, correos, fotos, “lo que sea”.

La Tuta: (inaudible)… Cuando entrevistó la muchachita de Denise Maerker, exactamente fue lo que preguntaron los… (inaudible)… ¿por qué crees? Porque lo hicimos con las cámaras de ella y marca las coordenadas de dónde se tomó…

EC: Así de fácil…

La Tuta: Con las cámara de ella pueden exactamente dar con el sitio… ¿Cómo iban a dar? Ella no los pudo haber llevado porque traía la madrugada y el… (inaudible).

EC: ¿Entonces cómo fue?

La Tuta: Con las coordenadas de la cámara de ella… En serio.

EC: Yo insisto nuevamente, y de verdad, perdón que insista…

La Tuta: Sí, claro…

EC: Pero creo que sí necesitas de una estrategia de prensa… Y de evitar que ellos les ganen todos los espacios. Mandar mensajes, mandar correos, mandar fotos, mandar lo que sea…

La Tuta: Y hemos metido hasta lo que no. Evidenciamos a borrachos de la PFP, armamos… ¿Quién crees que sube todo? Nosotros… Pero… (inaudible).

En ese momento de la conversación, Eliseo Caballero le dijo que un corresponsal de la cadena de televisión Mundo Fox se encontraba en Michoacán:

La Tuta …

EC: Hay una televisora nueva que se llama Mundo Fox…

La Tuta: Sí la oí

EC: El corresponsal de Mundo Fox está ahorita en mi casa…

La Tuta: Oye (se ríe, inaudible).

EC: Pero yo no podía decirle ‘vente…’.

(Inaudible)

Tiempo después, en diciembre del 2013, Mundo Fox difundió una de las entrevistas con “la Tuta” que más repercusiones ha tenido, hecha por Rolando Nichols.

El contacto para concretar este encuentro fue el propio Eliseo Caballero de acuerdo información obtenida por esta Primera Emisión de Noticias MVS, a pesar de que ese hecho lo niega el corresponsal de Televisa en Michoacán.

“La Tuta”, sentado frente a Eliseo Caballero, metió la mano a uno de sus bolsillos, sacó un fajo de billetes, los contó y, uno por uno, los repartió entre los reporteros. Ellos tomaron el dinero y se levantaron de la mesa. Caminaron libremente. Nadie los escoltó.

EC: Eso que usted acaba de decir, a usted lo convirtieron en un monstruo en los medios, es el monstruo…

La Tuta: ¡Está feo, es violador […] de la verga!

(Saca fajos de billetes y los cuenta sobre la mesa).

La Tuta: Ten para que (inaudible) chingada madre, están bien jodidos … Es todo lo que traigo […] pinches bolsas… 

Antes de irse, José Luis Díaz, le pidió al capo una camioneta y Eliseo Caballero le solicitó apoyo para comprar cámaras.

JLD: Yo quisiera pedirle esto respetuosamente, denos una troca para movernos

EC: Perdón que yo sea insistente con lo que le dije ese día… (inaudible).

La Tuta: El foco, tiene foco

EC: Tenemos que comprar cámaras, pero las cámaras cuestan seis mil dólares… (inaudible)… Y si ustedes me completan tengo con qué moverme señores, no tengo que estar esperando (inaudible).

La Tuta: Le tenemos que dejar hasta a Televisa, hijo…

José Luis Diaz, quien pidió una camioneta a “La Tuta” al final del video, ha prestado servicios de imagen e información, a través de su agencia Esquema, a medios de comunicación como CNN en Español, CNN Internacional, Univisión yMundo Fox, entre otros.

Datos obtenidos por esta Primera Emisión de Noticias MVS indicaron que él, junto con Eliseo Caballero, en algunas ocasiones, fueron los contactos de enviados especiales para moverse en la zona contralada, en su momento, por los grupos de autodefensa y también con personajes del crimen organizado.

José Luis Diaz, es un reportero especializado en información policiaca. En su agenciaEsquema han trabajado alrededor de 12 personas entre reporteros en Morelia y corresponsales en Uruapan, Zamora, Apatzingán, Zitácuaro, Lázaro Cárdenas, Sahuayo, La Piedad y otros municipios.

Lázaro Cárdenas fue uno de los principales centros de operación de “Los Caballeros Templarios” para allegarse recursos mediante la exportación de hierro y una zona de alto riesgo, dentro de Michoacán, para ejercer el periodismo.

Este espacio informativo tuvo acceso a información en el sentido de que reporteros de la agencia Esquema, en algunas ocasiones, llegaron antes a sitios en los cuales el crimen organizado colgó mantas. Y, otras veces, se anticiparon en sitios en los cuales arrojarían cadáveres.

La información de la agencia Esquema, cuyo dueño y director José Luis Díaz recibió dinero de manos de “La Tuta”, es replicada en la mayoría de los periódicos de circulación estatal, regional o municipal, lo cuales acceden a las noticias a bajo costo.

Actualmente, cuenta con un convenio publicitario con el gobierno michoacano, según consta en el portal de transparencia oficial.

En la información de Esquema han evitado mencionar los nombres de “Los Caballeros Templarios”, salvo cuando ha resultado inevitable.

Las notas y los reportajes, las fotografías y los videos producidos por Esquema han sido distribuidas en las principales estaciones de radio de Morelia, entre ellas La Zeta,Grupo Marmor, Radio Ranchito, CB Radio (EXA-Morelia) y el Sistema Michoacano de Radio y Televisión, entre otras.

Los diarios con presencia en Morelia donde han incluido su información son El Sol de Morelia, Cambio de Michoacán, Provincia, La Jornada Michoacán, La Opinión de Michoacán, ABC de Michoacán, entre otros periódicos.

En televisoras, sus imágenes han aparecido en CB Televisión, Grupo Marmor, Sistema Michoacano de Radio y Televisión, Canal 13 de Michoacán y TV Azteca Michoacán.

En una segunda parte de este trabajo, se presentarán entrevistas por separado con los dos reporteros: el dueño de la agencia Esquema, José Luis Díaz, y el corresponsal de Televisa, Eliseo Caballero.

Los periodistas fueron cuestionados por la titular de Noticias MVS primera emisión, Carmen Aristegui, sobre esta reunión con el líder más visible del cártel de “Los Caballeros Templarios”, sobre su asesoría en manejo de medios de comunicación y porqué aceptaron dinero, como se aprecia en las últimas escenas del video.


Leer más...

Infernal balacera, Fuerzas Armadas persiguen yogueros en Matamoros

Matamoros.- La noche de éste domingo fue reportada vía redes sociales, una infernal balacera cuando elementos de las Fuerzas Armadas perseguían a integrantes de la delincuencia organizada de los llamados "yogueros" por diferentes calles de la ciudad.

Los hechos ocurrieron a las 21:00 horas cuando fueron reportadas las primeras detonaciones y persecusiones en la Col. Alamos, Col. Mariano, Seccion 16, Villa Azteca, Puerto Rico, Insurgentes y rumbo a Palmares.

En la Seccion 16 Fuerzas Armadas iban correteando a goteros y camionetas con gente armada, muchas detonaciones y sirenas cerca de ChulaVista.

"balacera en sección 16 esta a todo lo q da tengan precaución"; "En Palmares tambien se oyó bien mamalón, tambien pasó la grua con una Silverado blanca bien pelotiada rumbo al cuartel por la Brecha 30".

"Yo iba caminando x la sexta x el mundo nuevo y iban echo madrelos soldados". "Los marinos disparandole a los de la gasolinaesta a la altura del oxxo por la av. Mariano Matamoros en la colonia Valle Dorado". "Se escucharon balazos hace 5 minutos por la Virgilio, en Sendero Avenida Casa Blanca, Hacienda Puente, Lucio Blanco". 

"En Villa Española marinos correteando a goteros y los Hercules corretiando a trocas con GA; Se escucho muy feo fueron a los de la gasolina x col. Bagdad x donde esta el kinder".

Para las 21:50 horas seguia en proceso la SDR en la zona de Bagdad Sur, en la Seccion 16, Chula Vista, detonaciones en la calle Mexicali, Mariano Matamoros.

"Bagdad Sur balazos fuertes y ambulancias a todo lo que da para mi que hubo muertos".

Se invitaba a los ciudadanos a resguardarse a una zona segura y no salir de sus casas, pues se reportaban granazos y balacera a todo lo que dá

Lució blanco se escucha horrible tengan mucha precaución quédense en sus casas, Federales tenian calles cerradas.

VIA ZELLO REPORTAN SE ESCUCHARON 3 GRANADAZOS AV. AGAPITO GONZALES 21:54HRS.

"Enfrentamiento en la colonia villa azteca calle quetzalcoatl, se están dando fuerte, es por un costado del panteón jardín; Acabo de pasar por ahi y nos regresaron están bloqueadas esas avenidas; Llegó una ambulancia. Debe haber al menos personas heridas. entrando un chingo de soldados x ave del Trabajo"

Revientan panadera de la gota a balazos hace unos minutos en la colonia seccion 16. Por la calle francisco baca persecucion atentos

Aquí en la col Bagdad sur por la barda del panteón los soldados balacearon una Equinox momentos después pasó una Silverado con los vidrios todos rotos esto paso en la calle Tlaloc entre Alamo col Bagdad sur.

Durante los enfrentamientos reportaron un joven de 19 años estudiante, herido por proyectil de armad de fuego que le atravezo su pies y fue trasladado al Seguro de la Sexta y Mina a bordo de una ambulancia.

Eran las 23:22 horas y seguia la situacion de riesgo; En las colonias Voluntad y Trabajo, Seccion 16 y Bagdad Sur, Fuerzas Armadas en busca de elementos del Crimen Organizado, escondidos en los domicilios, se alertaba a los vecinos a no abrirle la puerta a nadie y cerrar bien puertas y ventanas.

En la calle Álamo frente a la casa de Alegría de Corazón reportaban calle cerrada, al parecer había un soldado herido.

"Yo pase por ahí desde las 10 pm y estaba un soldado tirado herido o ya estaba muerto".
Leer más...

Cae fuertemente armado, jefe de plaza de "los Zetas" en Saltillo

capturados-440x253
Efectivos de la Marina capturaron a Samuel Sánchez Lemus, presunto jefe de plaza de Los Zetas en Saltillo, junto con siete personas más, informó hoy la Procuraduría de Justicia de Coahuila.

La dependencia precisó en un comunicado que la Marina, efectivos de la Policía Federal y de la Policía Estatal “detuvieron a ocho personas, seis hombres y dos mujeres, por ser probables responsables de delitos contra la salud y acopio de armas de fuego de uso exclusivo de las fuerzas armadas”.

El texto oficial señala que uno de los detenidos está identificado con el nombre de Samuel Sánchez Lemus, jefe de plaza para Los Zetas en Saltillo.

Los otros detenidos son José Manuel Obregón Ibarra, Raymundo Torres Espinoza, Óscar Daniel Zúñiga Reyna, Mauricio Velázquez Martínez, Moisés Iván Villagómez Ochoa, Miriam Iliana Castillo Garza y Claudia Yesuri Rodríguez Campos.

A los detenidos se les aseguraron 600 dosis de mariguana; cinco fúsiles AK-47; 24 cargadores abastecidos para AK-47; mil 814 municiones calibre 7.62×39 mm; 250 dosis de cocaína en piedra; 26 pastillas psicotrópicas y cuatro vehículos (Chevy, Eclipse, Voyager y Stratus).

La detención de los probables responsables se logró en un operativo en varias colonias de la ciudad de Saltillo.

Después de la detención, los sujetos fueron trasladados en un vuelo privado a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de República, concluyó el comunicado.
Leer más...

“La Tuta”. Tan cerca y tan lejos

Funcionarios como el secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong, el comisionado federal en Michoacán Alfredo Castillo Cervantes, el procurador michoacano José Martín Godoy Castro, así como los ex autodefensas, hoy policías rurales Estanislao Beltrán y Alberto Gutiérrez, “Comandante Cinco”, lo aseguran: Pronto caerá Servando Gómez Martínez, alias “La Tuta” o “El Profe”.

Sin embargo, tras el abatimiento por parte de fuerzas federales de Nazario Moreno González, “El Chayo”, y de Enrique “Kike” Plancarte Solís, las declaraciones sobre la captura del hoy considerado principal líder de Los Caballeros Templarios se han intensificado, incluso muchas ocasiones se habló de su inminente detención o de que se encontraba cercado, como hoy también se dice. Pero se ha escabullido o le han permitido huir varias veces.

La captura más reciente de uno de sus hombres cercanos, quien fungía como parte del grupo de sicarios, ocurrió el pasado 13 de septiembre en Lázaro Cárdenas, Michoacán. Se trata de Jesús Tapia Sánchez, “El Zanate”, uno de los responsables por el asesinato de 12 policías federales en Arteaga -territorio de “La Tuta”, donde nació y se graduó de profesor de primaria-, ordenado por “El Chayo” Moreno y Servando Gómez, ocurrido el 12 de julio de 2009. Por el pistolero la Procuraduría General de la República (PGR) ofrecía 3 millones de pesos a quien diera informes de su paradero.

Pero apenas el viernes se suscitó otro hecho donde se involucró a uno de sus hermanos, de nombre Aquiles Gómez Martínez, quien según las hipótesis judiciales, se suicidó de un disparo de arma de fuego calibre 9 milímetros en la boca, al verse cercado por elementos federales en su propio domicilio del Fraccionamiento “Los Tulipanes”, también en la ciudad de Lázaro Cárdenas.

Por “La Tuta”, la PGR pide recompensa de 30 millones de pesos, dada su peligrosidad. Desde 2004 tiene orden de aprehensión por delincuencia organizada, delitos contra la salud, posesión y cosecha de droga. Igual lo relacionan con “levantones”, asesinatos, despojos de inmuebles, entre otros ilícitos.

Fue en 2009, ya encumbrado como uno de los miembros del primer círculo criminal de los Templarios, durante la presidencia del moreliano Felipe Calderón Hinojosa, cuando policías federales lo tuvieron en la mira para detenerlo… y se les escapó o lo dejaron huir. El diario La Razón dio cuenta de lo anterior en un reportaje aparecido el pasado 19 de agosto, donde se refiere que la primera ocasión ocurrió el 22 de enero del citado año, en un domicilio de la ciudad michoacana de Lázaro Cárdenas, cuando lo vieron descender de una camioneta Jeep Compass, color arena, con placas de circulación 327VES, en compañía de dos de sus escoltas, quienes portaban armas cortas fajadas a la cintura, sin actuar en su contra.

Una semana después, el 28 de enero del mismo 2009, en el parte informativo documento PFP/EM/SIII/006/2009 -cita el diario-, acudieron a un palenque en Arteaga, específicamente en la calle Lázaro Cárdenas número 268, con el objetivo de aprehender a “La Tuta”, quien llegó esa noche a bordo de una camioneta Hummer, blanca, sin placas de circulación, acompañado de dos sicarios armados.

“En un momento determinado, cuentan, los asistentes al palenque empezaron a salir corriendo del lugar ‘dándonos cuenta que Servando Gómez Martínez y sus acompañantes abordaron apresuradamente la camioneta blanca tipo Hummer’ retirándose, junto con otro vehículo similar, hacia la carretera que conduce al municipio Nueva Italia, por lo que se realizó una persecución. En un punto de la carretera, la camioneta donde iba La Tuta, y la otra, frenaron para que sus ocupantes las abandonaran y abordaran tres distintos vehículos (uno de ellos la camioneta Jeep Compass placas 327VES, referida en el primer reporte), que al final lograron dejar atrás a los agentes”, apuntó el reportaje.

Se les escapó; sin embargo pudieron dar alcance a un vehículo y atraparon al hijo del capo, de nombre Luis Servando Gómez Patiño.

La tercera ocasión sucedió el 19 de febrero siguiente en Arteaga, cuando los elementos federales vigilaban al alcalde Jairo Rivas Páramo y sus directores de Seguridad Pública y Obras. Observaron salir al edil del inmueble municipal cerca de las 15:00 horas, y subirse a un vehículo rumbo a la glorieta ubicada sobre Avenida Lázaro Cárdenas, estacionándose en la orilla para reunirse con Servando Gómez, quien iba junto con sus dos guardaespaldas armados, y el narcotraficante le entregó al munícipe un sobre y una maleta, antes de despedirse de mano. Luego el delincuente se fue en una Jeep Cherokee negra y se introdujo hacia la colonia San Martín.

En este 2014, una vez con el despliegue de fuerzas federales en territorio michoacano, en especial en la Tierra Caliente, el 3 de marzo último se detuvo a uno de los hijos de Gómez Martínez, aunque no reconocido legalmente, llamado Luis Alfredo Aguilera Esquivel, cuando pretendía cobrar el pago de una extorsión a un aguacatero en el municipio de Los Reyes.

Meses después, el 21 de junio, policías federales lograron en Arteaga la aprehensión de Huber Gómez Patiño, hijo de “El Profe”, éste sí reconocido, y acusado de portación de arma prohibida y contra la salud, delitos por los cuales enfrenta juicio en el Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) de El Altiplano, en Almoloya de Juárez, Estado de México.

Ya muerto a balazos por fuerzas federales el 9 de febrero anterior el máximo jerarca templario Nazario “El Chayo” Moreno, se pensaba de la eventual caída de “La Tuta”. El 20 de marzo, elementos de la Marina Armada de México (Semar) detectaron a una célula del grupo criminal en la localidad de Infiernillo, del municipio de Arteaga, donde presumían la presencia del narco; pero se suscitó un enfrentamiento que impidió la captura. La madrugada del 17 de agosto anterior, en el mismo sitio, presuntos sicarios dieron muerte a un miembro de la Fuerza Rural, cuando irrumpieron en una barricada; uno de los civiles armados murió en la refriega.

También abatido en el municipio de Colón, Querétaro el 31 de marzo de la presente anualidad “El Kike” Plancarte, sólo quedaba como líder visible de la delincuencia organizada en Michoacán Servando Gómez, y a tres días de la muerte de Plancarte Solís, autodefensas aseguraron que “La Tuta” se escondía en los municipios de Sahuayo y Jiquilpan, colindantes con el estado de Jalisco; pero sus presuntos sicarios incendiaron dos vehículos, al parecer para evitar el paso de los comunitarios y detener al capo.

Días después, el 9 de abril, policías federales y soldados aprehendieron en la comunidad de El Caulote, del municipio michoacano de Parácuaro, a varios de los escoltas de Servando Gómez, entre estos uno de los jefes de sicarios, Juan Salomón Hurtado.

Luego siguieron las acciones policiales y militares en Arteaga, la ciudad natal del criminal, a donde ingresaron autodefensas el 22 de abril, encabezadas por Estanislao Beltrán, “Papá Pitufo” y José Manuel Mireles, hoy preso en el Cefereso de Hermosillo, Sonora, por posesión de arma prohibida y de mariguana. Ahí se descubrió que utilizaba cuevas para refugiarse y escapar de los elementos policiacos.

Al día siguiente, acompañados de policías estatales y federales, entraron hasta una cueva ubicada en los cerros de Toscano, en la zona limítrofe entre Arteaga y Tumbiscatío, protegida por una puerta metálica. Vieron huellas recientes de zapatos y tenis. Lugareños afirmaron que ahí guardaban armas, droga y a personas secuestradas, y que “La Tuta” escapaba cuando se creía cercado.

De igual manera, vieron varias propiedades del narcotraficante, y a sus gallos de pelea, una de sus aficiones. Pobladores relataron que paseaba acompañado de sus sicarios, y tenía un par de días que acudió a una pelea de gallos en una ranchería cercana; sin embargo, ya no lo encontraron.

Mientras el 9 de mayo último, en operativos efectuados en Tenencia de La Mira, del municipio de Lázaro Cárdenas, se detuvieron a 156 presuntos delincuentes al servicio de “La Tuta”, entre ellos el jefe de plaza en esa región, Héctor López Andrade, “El Chivo”, y que se hacían pasar como autodefensas, además de pretender asesinar a policías con el señuelo de que se iban a registrar para la naciente Fuerza Rural. Ese día se registró un enfrentamiento, sin pérdida de vidas, y se les incautó un arsenal con armas largas e incluso lanzagranadas y lazacohetes, aunque la mayoría, varios menores de edad, quedaron libres posteriormente.

El 16 de mayo, en la comunidad de Las Cruces, del municipio de Arteaga, se registró un enfrentamiento de elementos de la Semar y de la Defensa Nacional (Sedena), así como policías federales e integrantes de la delincuencia, con saldo de cuatro militares muertos y cuatro supuestos sicarios fallecidos, identificados como pistoleros al servicio de Servando Gómez.

Ahí mismo, en el rancho conocido como "El Parejo", las fuerzas federales localizaron un arsenal militar como lanza-misiles, rifles de alto poder AR-15, AK-47 ("Cuernos de Chivo"), equipo táctico y de comunicación, así como vehículos todo terreno, pertenecientes al cártel predominante en Michoacán.

Luego vinieron los videos donde Gómez Martínez aparece con personajes como Rodrigo Vallejo Mora, hijo del ex gobernador de Michoacán Fausto Vallejo Figueroa, difundido el 29 de julio anterior, y las presidentas municipales de Pátzcuaro y de Huetamo, Salma Karrum y Dalia Santana, respectivamente, el pasado mes de agosto. Antes se habían difundido, grabaciones del criminal con el alcalde de Lázaro Cárdenas Arquímides Oseguera y otra al lado del líder transportista José Trinidad Martínez Pasalagua y el ex gobernador interino Jesús Reyna García, en el mes de abril.

Hoy todos ellos se encuentran presos, por sus presuntas relaciones con Servando Gómez, aunque en el caso de Rodrigo Vallejo se le imputa el delito de encubrimiento al no revelar detalles de su encuentro con el jefe de los Caballeros Templarios, y eso reavivó las demandas para detener a “El Profe”.

Por eso desde el 7 de septiembre anterior se desplegaron al menos 2 mil elementos de la Fuerza Rural, Policía Federal, Ejército Mexicano y Policía Estatal, en zonas de la sierra de Michoacán con la finalidad de detenerlo. Según Alberto Gutiérrez, “El Comandante Cinco”, el operativo abarca unos 200 kilómetros, entre los municipios de Apatzingán, Lázaro Cárdenas y Aguililla.

Su más reciente ubicación sería en la sierra, entre Michoacán y Guerrero, sitio ideal para refugiarse y detectar con tiempo la presencia policiaca y poder escapar. Su paso es frecuente por ambas entidades; pero vive en cuevas, sin lujos, arrinconado, desconfiando de todos, aislado en sus comunicaciones para que no se las intercepten.

Asimismo, refirió que el gobierno federal sospecha de policías guerrerenses y algunos militares de la misma entidad, quienes obstaculizan la labor realizada en territorio michoacano, “retrasando los operativos, impedido el paso de un estado a otro, otorgando al criminal valiosísimo tiempo para escaparse y perderse”.

Dijo que se emplea la tecnología más sofisticada para rastrear al capo, con asistencia de las agencias de inteligencia del gobierno estadounidense; pero se desconfía de los ex autodefensas, ahora Fuerza Rural, por su pasado y hasta presente posiblemente vinculado a criminales. Y vaticinó que la detención de “La Tuta” no será pronto, aunque no descartan una sorpresa.
Leer más...