De terror y miedo

Lo Último

Construyen más cuartos de pánico por violencia

En México, cada vez son más las familias que deciden instalar cuartos de pánico a causa de la violencia.

En los últimos 3 años se han blindado más viviendas y se han instalado más cuartos de pánico, de acuerdo con empresas del sector.

Y es que de las 740 compañías de seguridad privada que operan en la capital del País, 90 se dedican a la "tecnología y al diseño", categoría que engloba a aquellas que blindan casas y adaptan habitaciones de seguridad, según José Vallejo, director ejecutivo de la Dirección General de Seguridad Privada y Procedimientos Sistemáticos de Operación de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal (SSP-DF).

La empresa Distribuciones e Importaciones del Pedregal, por ejemplo, ha visto, de 2008 a la fecha, un incremento del 50 por ciento en su negocio de blindaje e instalación de cuartos de pánico.

Sus principales clientes radican en el DF, Estado de México, Michoacán, Nuevo León y Tamaulipas.

En el caso de VIP Protection México, una firma con 9 años en el mercado, en el 2008 construyó una sola habitación segura, pero en lo que va del año ya ha instalado seis.

De acuerdo con Víctor Aguirre, director general de la empresa, las personas que solicitan este tipo de instalaciones por lo general son políticos y empresarios.

"Los cuartos seguros los piden personas que tienen mayor riesgo o ya estuvieron bajo una amenaza o pasaron un secuestro", comentó.

El costo de un cuarto de pánico varía mucho dependiendo de sus especificaciones.

Uno con equipamiento básico como cerradura de seguridad, lámpara sorda, reforzamiento de puerta, mirilla y celular cuesta 7 mil pesos, mientras que una con aire acondicionado independiente, teléfono satelital, pared antifuego y caja fuerte cuesta 2.5 millones de pesos.

La mayoría de las cuartos de seguridad se adaptan a partir de una habitación existente. 

Las empresas que se dedican a este negocio en la Ciudad de México deben estar registradas ante la SSP-DF, explicó René Rivera, director general de Distribuciones e Importaciones del Pedregal.

Sin embargo, es imposible saber con exactitud cuántos cuartos seguros existen en todo México, ya que no existe una ley que obligue a registrarlos, según Martha Manrique, de la asociación Advancing Security Worldwide Capítulo México.