Atentado contra el Subprocurador Edgar Veytia, sicarios atacan uno de sus domicilios

Por espacio de 20 minutos, miembros del crimen organizado enfrentaron a las fuerzas policíacas del estado en la colonia El Pedregal y el Libramiento Carretero

ESTA MADRUGADA.- Un atentado contra uno de sus domicilios de seguridad, sufrió esta madrugada el Subprocurador de Justicia en Nayarit, Edgar Veytia, en las inmediaciones de la colonia El Pedregal de San Juan, al poniente de la capital y muy cerca del Libramiento Carretero.

 La balacera entre presuntos miembros del crimen organizado y policías, -que se dejó escuchar en gran parte de la ciudad-, se extendió por varios minutos. 

 Minutos después de las tres de la mañana de este miércoles, una fuerte balacera se dejó escuchar al poniente de esta capital y enseguida, el llamado de alerta a los cuerpos de seguridad para brindar apoyo al Subprocurador Edgar Veytia, quien era víctima de un atentado.

Un fuerte comando de hombres armados, habían interceptado en la colonia El Pedregal de San Juan, al convoy de seguridad donde viajaba el alto funcionario y al lugar se trasladaron la Policía Nayarit, Policía Estatal Preventiva, Agencia Estatal de Investigación y de la Policía Federal Preventiva.

De acuerdo con la información recabada en el lugar de los hechos, una de las unidades donde viajaban los escoltas del Subprocurador, se adelantó para arribar a una de las casas de seguridad con las que cuenta Edgar Veytia y entonces, les salieron al paso varios vehículos repletos con hombres armados, quienes de inmediato, abrieron fuego contra los servidores públicos.

Fue así como inició el enfrentamiento que se prolongó por aproximadamente 20 minutos y en el que resultaron con daños por impactos de bala, múltiples vehículos que se encontraban estacionados, así como fachadas de domicilios de esa zona.

Abandonan vehículos

Durante la balacera, varios de los individuos que enfrentaron a la policía, resultaron lesionados y algunos otros que quedaron tendidos sobre la calle, fueron auxiliados por sus propios compañeros y comenzaron a retirarse a bordo de vehículos, mientras que otros lo hacían a pie, perdiéndose entre las oscuras calles y bajando hacia el Libramiento, rumbo a la avenida Jacarandas, hasta donde fueron perseguidos.

Para entonces, en la escena principal de esta mega balacera, habían quedado esparcidos cientos de casquillos percutidos de fusiles de asalto AK-47 (cuerno de chivo) y .223 (AR-15), así como varias unidades abandonadas.

Uno de ellos, un automóvil marca Volkswagen, tipo Jetta, color gris, placas de circulación RFC-69-84, con blindaje, así como una camioneta marca Ford, tipo Explorer, color azul, también blindada.

También por el Libramiento carretero a la altura del Fovissste Las Brisas, se localizó abandonada y con las puertas abiertas, una camioneta marca Toyota, tipo Tacoma, color blanco, con rastros de sangre.

Subprocurador y Secretario de Seguridad recorrieron el lugar

Alrededor de las cuatro y media de la mañana, se observó que el propio Edgar Veytia recorría la zona donde se desarrollaron los hechos, y lo hacía acompañado en todo momento, por el Secretario de Seguridad Pública Estatal, el General Jorge Alonso Campos Huerta.

El funcionario se negó a dar declaraciones a los medios de comunicación que acudieron a cubrir el hecho, pero comentó que el atentado, era en respuesta a los resultados del trabajo que ha realizado el gobierno en contra de la delincuencia organizada.

Finalmente, grúas de la Procuraduría General de Justicia se hicieron cargo de trasladar las unidades balaceadas rumbo a sus instalaciones, mientras que continuaba un fuerte operativo policíaco por toda la ciudad.

0 comentarios :

Publicar un comentario en la entrada