De terror y miedo

Lo Último

El Fantasma Escolta del "Chapo Guzmán" abatido, Fotos

CULIACÁN.- Tropas de la Marina atacaron desde el aire un vehículo blindado que trasportaba un arsenal en la región de Quilá, con saldo de dos supuestos gatilleros muertos.

Pobladores narraron que por lo menos cuatro helicópteros tomaron por sorpresa las comunidades de “Oso Nuevo”, “Oso Viejo” y “Loma de Redo”, como parte de un operativo en búsqueda de presuntos narcotraficantes de esa zona.

El movimiento policial fue a raíz de un “pitazo” donde los alertaban de una reunión –fiesta– de un grupo perteneciente al crimen organizado.

Oficialmente la Procuraduría General de Justicia del Estado dio fe e inspección ministerial de los cuerpos de dos personas muertas, del sexo masculino.

Irónicamente ninguna policía estatal, ni federal, acudió al apoyo de la Secretaría de Marina y eso que hablan de una coordinación institucional.

Policías Municipales destacamentados en la sindicatura de Quilá, arribaron a prestar “ayuda”, pero fueron retirados a puntas de rifles por los marinos y soldados. No quería que ninguna autoridad estatal, ni municipal estuviera cerca de área. Se escudaron en que no confiaban en ninguna “policía de aquí”.

Una de las personas muertas en el ataque fue identificada como Jonathan Salas Avilés, quien utilizaba el alías de “El Fantasma”.

La segunda no pasa de la edad de 45 años, tez morena, complexión regular y con ropas finas.
Ambos viajaban a bordo de una Cherokee blindada de color blanco, modelo 1994, con matrícula VKN-7123 de Sinaloa. Dicha placa no corresponde a la unidad Cherokee.

Todo inició a eso de las cinco de la tarde.

Elementos de la Marina por aire y tierra tomaron por sorpresa las mencionadas comunidades. El plan, era capturar a integrantes de bandas de narcotraficantes.

Fue durante el accionar, cuando la cherokee blindada salió huyendo de la comunidad de Oso Viejo, para tomar la carretera que lleva a Quilá.

Fue antes de llegar a la zona conocida como “El Vado”, lugar donde acuden los habitantes de Quilá a pasar “el día de campo con sus familias”, cuando dos artefactos aéreos abrieron fuego desde el aire.

Utilizando calibre .50 milímetros, los marinos lograron derribar la unidad blindada, misma que perdió el control en una pequeña curva, provocando que cayera a una cuneta de la arteria vial.

La persona que operaba dicha unidad quedó muerta a una distancia de 10 metros del vehículo. Su acompañante Salas Avilés fue rescatado por personal de Cruz Roja y trasladada a un hospital de Culiacán en donde arribó sin signos vitales. Traía la cabeza destrozada por los proyectiles.

Dentro de la cherokee las autoridades del Ministerio Público local, confiscaron cuatro “cuernos de chivo”, un fusil automático F.A.L., dos pistolas, más de 20 cargadores y cajas con municiones. Estas últimas se detonaron luego de que la camioneta blindada ardió inesperadamente debido a una falla de combustible. Prácticamente quedó todo convertido en cenizas.

Hasta el cierre de la presente edición varias familias de poblados de Quilá se encuentran tomadas por las fuerzas de la Marina. Los medios de comunicación fueron retirados o de lo contrario “les pesaría estar ahí”. Optamos todos los periodistas por retirarnos en conjunto.

Clic en las imágenes para agrandar