Vídeo Original, Zetas secuestran, golpean, y ejecutan a 4 marinos en Xalapa, Veracruz | Blog del Narco - Historias del Narco - Diario del Narco - Mundo Narco - Proceso

De terror y miedo

Lo Último

Vídeo Original, Zetas secuestran, golpean, y ejecutan a 4 marinos en Xalapa, Veracruz

Quien decía que era mentira?


En abril el Ejército capturó en Coatzacoalcos a dos jóvenes; uno era "El Chaparro", menor de edad y presunto operador "zeta", quien llevaba en su teléfono imágenes de la agresión.

Cuatro miembros de la Armada disfrutan las últimas horas de su día franco. Los cabos Ricardo (34 años), José (28) y Jesús (22), así como el marinero Víctor (22), se encuentran desde principios de mes en la capital del estado, donde participan en un curso de mecánica de motocicletas en la Academia de Policía Estatal. El taller concluirá dentro de tres días y el grupo regresará al puerto para reiniciar sus labores de apoyo a la policía intermunicipal de Veracruz-Boca del Río.

Xalapa, Veracruz, miércoles 18.

Alertada por la ausencia de sus elementos, la Marina activa sus sistemas de inteligencia y personal de Fuerzas Especiales de la Armada para localizar a los cuatro marinos que no regresaron a dormir la noche anterior.

En el transcurso del día localizan un automóvil Mazda blanco volcado en la carretera Atocpan-Xalapa. Dentro del vehículo encuentran rastros de sangre, cartuchos percutidos, ropa y objetos que, se presume, pertenecían a las víctimas.

Carretera Atocpan-Veracruz, lunes 23 de abril.

Tirados en una brecha al lado de la carretera, escondidos entre la maleza, encuentran los cuerpos de los cuatro marinos más el de una mujer. Todos están severamente golpeados, maniatados y amordazados algunos. Uno de ellos tiene las dos piernas cercenadas.

Coatzacoalcos, Veracruz, lunes 23 de abril.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional detienen en flagrancia a dos jóvenes que intentaban agredirlos con armas de fuego. Los individuos se identifican como Romeo Domínguez Vélez, El Chaparro, presunto operador financiero de Los Zetas en el sur de Veracruz; unos días después se sabría que era menor de edad.

Con Domínguez Vélez fue atrapado Irving Bonilla Vivanco, de 15 años, apenas uno menos que El Chaparro. En el operativo la Sedena decomisó un automóvil Jetta blanco con placas sobrepuestas de Puebla y reporte de robo, nueve armas largas, 56 cargadores, mil 500 cartuchos útiles... y una BlackBerry.

60 segundos de video y 40 fotos

En la BlackBerry decomisada a El Chaparro hay un par de materiales videograbados por él mismo. El primero es de apenas ocho segundos; el segundo es un poco más largo, lo suficiente para ver el rostro de uno de los marinos levantados en Xalapa.

La imagen es oscura y la cara de la víctima es parcialmente alumbrada por el flash del celular. En off se escucha la voz del delincuente interrogando al marino, así como la súplica de éste para que lo desaten.

Pero el horror y el desenlace de la historia la narran 40 fotografías, también contenidas en el teléfono móvil decomisado a El Chaparro: se pueden ver las caras sorprendidas de los cuatro elementos de la Armada. Luego esos mismos rostros desbaratados a golpes. Enseguida los cuatro cuerpos abatidos, en la parte trasera de una camioneta blanca, al llegar al lugar donde serían arrojados. Después los cadáveres vueltos boca abajo entre los pastizales.

Y el súmmum de la crueldad: un chamaco, motosierrra en mano, pisa la cabeza de uno de los marinos, luego de haberle cercenado ambas piernas, a la altura de la rodilla.

En el resto del material aparece también el rostro de una mujer torturada (sin relación con los marinos), un par de dedos mutilados y envueltos en papel periódico, y otro adolescente posando con uno de los sanguinolentos dedos entre los dientes. Ríe como si estuviera haciendo una travesura.

En algún lugar de Veracruz, miércoles 25 de abril.

Como parte del operativo Veracruz Seguro son capturados siete hombres y cuatro mujeres, a quienes se les achaca el secuestro y posterior asesinato de los marinos. Jaime Martínez Martínez, Guacho (39 años); César Vázquez Rodríguez, La Perra (33); Juan Sánchez Martínez (29); Érica Sánchez Reyno (27); Noemí Hernández Zárate, Mimí (26); Emmanuel García Galindo, Chivo (20) y Aldo Alba García, Panda (18) son entregados a las autoridades federales para determinar su grado de participación en el delito.

Destacan, además, cuatro menores de edad, uno casi un niño: Gerardo Contreras Hernández, Becerra o Becerril (17 años); Angélica Sánchez Alarcón, Geli o Tumbaburros (16); María San Gabriel Timoteo, Chelita (16), y Héctor San Gabriel Timoteo, Teto, de 12 años.

Ninguno de ellos es el chamaco de la motosierra.

***

Epílogo: Minatitlán, Veracruz, 17 de abril.

Elementos del Ejército detienen a José del Carmen Fragoso, Comandante Reyes o El Conchas, considerado jefe del grupo delictivo Los Zetas en la región sur del estado.

El operativo tuvo resonancia mediática porque en el mismo también fue capturado el alcalde de Chinameca, el panista Martín Padua Zúñiga, actualmente arraigado en las instalaciones de la SIEDO, en el DF.

A Fragoso Martínez lo suplió efímeramente (menos de una semana) Romeo Domínguez Vélez, El Chaparro. Detenido el 23 de abril, poseía un teléfono celular donde fue grabada y fotografiada la golpiza y ejecución de los tres cabos y el marinero de la Armada de México.

De la BlackBerry se extrajo, además, información que condujo a la detención de las 11 personas consignadas como presuntas responsables del asesinato de los cabos Ricardo, José y Jesús, y del marinero Víctor, los dos últimos de apenas 22 años.


Interrogatorios

► Video 1:

—¡No te muevas, perro!

—No, no, carnal…

► Video 2:

—A ver, puto…

—Desátame, por favor…(jadeos, estertor).

—¿Eres marino?

—Sí, señor.

—¿Eres de los marinos?

—Sí, señor.

—¿Eres marino?

—…

—¿A cuántos de la raza has matado, jijo…

—A ninguno, señor.

—¿A cuántos de la zeta has matado?

—¡Jamaaaaaaás, señor!

—Hijo de tu reputa madre.

—¡Cof, cof…cof, cof!

—Hijo de tu reputa madre, pasadito de verga.

—Jamás, señor.

—Te vas a morir, puto.

—Lo sé, señor.

—Pinche bato, hijo de tu reputa madre.

—Dame un chance, desátame nada más.

—Te voy a desatar ahorita volando, güey…

Las súplicas del hombre, de edad imprecisa por la cantidad de golpes que le desfiguran el rostro, fueron inútiles.


Clic Aquí para ver el Vídeo 

Honor a quien Honor Merece