De terror y miedo

Lo Último

Los Zetas y el cártel de los Beltrán Leyva atacan a El Chapo en Sinaloa

Los Zetas han unido fuerzas con el cártel de los Beltrán Leyva para retar al multimillonario capo fugitivo Joaquín “El Chapo” Guzmán en su reducto de Sinaloa.

La alianza Zetas-Beltrán Leyva es un reto al Cártel de Sinaloa, liderado por El Chapo, por el control de la región montañosa en los alrededores del municipio de Choix. En la zona hay grandes campos donde se cultivan marihuana y amapolas, materia prima de la heroína.

Durante décadas, los campos de cultivo de drogas en los alrededores de Choix y en las inmediaciones del Triángulo de oro, han estado controlados por la organización del Chapo, también conocida como la Federación de Sinaloa y el Cártel del Pacífico. El Triángulo de oro, rico en marihuana y amapolas, se ubica en parte de los estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua.

Decenas de muertos en los enfrentamientos armados de Sinaloa

En las últimas semanas, el conflicto ha dado lugar a varias sangrientas batallas entre cárteles rivales, y también entre hombres armados de la delincuencia organizada y las fuerzas de seguridad:

• El 28 de abril, los soldados de la novena zona militar enfrentaron a pistoleros de la delincuencia organizada en el poblado montañoso de El Potrero de los Fierro. Los soldados recibieron apoyo del helicóptero Bell 2006 de la Fuerza Aérea. Cuatro pistoleros del cártel murieron, así como el copiloto del helicóptero y un oficial de policía. Dos soldados resultaron heridos. Más tarde, ese mismo día, tropas del ejército fueron atacadas en Choix por sicarios del cártel bien pertrechados. Los soldados abatieron a nueve de los atacantes.

• El 1 de mayo, la policía estatal encontró los cadáveres de siete personas asesinadas a tiros en Choix.

• El 2 de mayo, oficiales del ejército en la Estación de Bamoa, a unos 113 km. al sur de Choix, recibieron una llamada anónima denunciando la presencia de personas armadas en el Hotel Macurín. Los soldados que llegaron a investigar fueron recibidos a tiros; diez pistoleros y dos soldados murieron en un tiroteo que duró dos horas, tres soldados resultaron heridos.

¿Perdurará la alianza Zetas-Beltrán Leyva?

No es probable que la colaboración entre Los Zetas y el cártel de los Beltrán Leyva (también conocido como la Organización de los Beltrán Leyva u OBL) dure para siempre, señaló un analista de seguridad.

“La alianza entre Los Zetas y los Beltrán Leyva es una unión flexible y fácil de romper, con metas a corto plazo para lograr la venganza personal, controlar cientos de municipios y quitarle el control de su propio territorio al Cártel de Sinaloa”, señaló Armando Rodríguez Luna, analista de seguridad e investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Rodríguez Luna añadió: “Es imposible que un cártel tan poderoso y sanguinario como Los Zetas considere hacer una alianza estratégica con un grupo en decadencia como lo es la organización de los Beltrán Leyva”.

La colaboración que existe entre el líder de Los Zetas Heriberto Lazcano Lazcano, alias “El Verdugo”, “El Lazca” y “Z-3” y su asociación con el OBL, dirigido por el Hector Beltrán Leyva no está destinada a durar, comentó el analista. Los Zetas se han unido a la OBL para alcanzar sus objetivos más inmediatos", comentó Rodríguez Luna.

Los Zetas luchan contra El Chapo en otras partes del país

Sinaloa no es el único estado donde Los Zetas y El Chapo están en lucha por el control de la producción de los cultivos ilícitos y las rutas de contrabando de narcóticos.

Las dos organizaciones delictivas transnacionales libran una sangrienta guerra en Tamaulipas, donde las fuerzas del Chapo están aliadas al Cártel del Golfo. Las dos partes han intercambiado matanzas en las últimas semanas.

Los Zetas y El Chapo también libran una guerra en Veracruz, Jalisco y Guerrero. Mientras tanto el Cártel de Sinaloa está tratando de desplazar a la organización de los Arellano Félix, también conocida como el Cártel de Juárez en Baja California.

La Federación de Sinaloa, liderada por el Chapo, Ismael “El Mayo” Zambada y Juan José “El Azul” Esparragoza Moreno, ha desplazado parte de sus fuerzas fuera de Sinaloa para luchar contra Los Zetas en otra parte, declararon funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) al periódico La Jornada.

En Sinaloa, la violencia entre las fuerzas de Los Zetas y las del Chapo ha perdurado por lo menos desde marzo.

El 28 de marzo se encontraron los cadáveres decapitados y desmembrados de cinco jóvenes cerca de una escuela primaria de Culiacán, plaza fuerte del Chapo. Una narcomanta cerca de los cuerpos se burlaba del Chapo por no tener control de su propio territorio. La narcomanta también acusaba al Chapo de ser un informante de la Agencia Federal antinarcóticos de EE. UU.

La narcomanta la firmaba “Z-40”, Miguel Ángel Treviño, uno de los principales lugartenientes del Lazca.

El ejército responde a la violencia

Para tratar de frenar la violencia, cerca de 1.500 soldados han intensificado sus operaciones en 15 municipios sinaloenses, reportó el periódico Reforma.

Estas fuerzas las dirige el general Moisés Melo García, quien asumió el mando de la novena zona militar en diciembre de 2010. El General dirige a 3.292 soldados, cuya misión es combatir a la delincuencia organizada en Sinaloa y Durango.

Residentes de Sinaloa huyen de la violencia de la delincuencia organizada

Debido al aumento de la violencia, más de 2.300 familias de Sinaloa han abandonado sus casas, informaron autoridades del estado. Algunas personas han abandonado incluso sus ranchos con sus rebaños de ganado.

“En Sinaloa hay pueblos fantasmas, donde muchos han dejado todo atrás huyendo de la violencia”, dijo el expresidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Oscar Loza Ochoa.

A pesar del derramamiento de sangre, el Chapo sigue fuerte en Sinaloa y en todas partes, comentó Rodríguez Luna, analista de seguridad.

Y agregó “No creo que el Cártel de Sinaloa pierda su poder a corto plazo. Su historia, su amplia base social y económica creada en los diferentes segmentos de la sociedad, refuerza su estructura”. “No sólo es su capacidad de lucha lo que determina la supervivencia de estas organizaciones”.