De terror y miedo

Lo Último

Fausto Isidro Meza Flores “El Chapo Isidro”: Líder del Cártel de “La Oficina”


“El Chapo Isidro” perteneció al Cártel de los Beltrán Leyva y, conforme a indagatorias federales, controla criminalmente una amplia zona de Sinaloa. Con secuestros, amenazas y asesinatos, se han instalado en los municipios sudcalifornianos de Los Cabos y La Paz. La SIEDO cataloga a la organización delictiva como extremadamente peligrosa y violenta

En el mapa y organigrama delictivo elaborado por autoridades federales y militares del Estado de Baja California Sur, Fausto Isidro Meza Flores “El Chapo Isidro” figura como líder del Cártel de “La Oficina”.

Según investigadores del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública de Baja California Sur, este grupo, al que califican de “violento”, inició operaciones en el trasiego y venta de droga, a finales del sexenio del ex gobernador Narciso Agúndez Montaño, cuando Lenin Rodríguez Aguilar se desempeñaba como titular de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal.

Pero sus acciones criminales llegaron a la esfera pública cuando decidieron realizar una doble ejecución, a manera de amenaza a sus rivales criminales, el 2 de agosto de 2011, cuando la célula delictiva secuestró y asesinó a Eleazar García Gómez “El Belén” y a Octavio Herrera López “El Babay”.

Conforme a las indagatorias ministeriales, los hombres a quienes mataron, tenían bajo su mando criminal a una decena de personas encargadas de controlar a poco más de 48 células en el negocio del trasiego, distribución y venta de droga en el corazón turístico del estado, Cabo San Lucas.

Los referentes en las indagatorias indican que dieron inicio a una pugna por el control de la plaza, según explicó uno de los investigadores de fuerzas federales.

Aseguran que las acciones violentas se recrudecieron cuando los subalternos de Lenin Rodríguez Aguilar, recién estrenado como Comisionado de Seguridad Pública, Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Los Cabos, empezaron a detener particularmente a narcomenudistas ligados a la organización de “El Belén” y “El Babay”.

Solo en el mes de julio de 2011, el ex jefe policiaco detuvo a 58 distribuidores de droga de  esa organización delictiva, sin combatir a los otros grupos, lo que levantó sospecha y se inició un proceso de investigación por la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO).

En un análisis de prospección –y según un parte informativo de la SIEDO-, “detectaron que se estaba preparando el camino para la llegada de un nuevo grupo criminal”. De acuerdo a los actuales jefes de corporaciones policiacas integradas al grupo coordinación de seguridad, el estudio no era errado.

Las primeras indagatorias federales arrojaron que la organización delictiva que se estaba empoderando, era el grupo criminal denominado Cártel de “La Oficina”, considerado extremadamente peligroso y violento por estar integrado por escisiones de organizaciones como Los Zetas, La Familia Michoacana, Cártel del Golfo y principalmente, de células activas criminales del llamado Cártel de los Beltrán Leyva.

Hasta su ingreso público en Baja California Sur, las plazas donde esta célula ejercía un porcentaje de control criminal estaban identificadas en Aguascalientes, Zacatecas, Michoacán, Querétaro y Jalisco, entidades donde los cabecillas del grupo criminal ya están identificados y son perseguidos. Acorde a las autoridades, esta es la razón por la que decidieron ampliar su campo de acción a Baja California Sur.

Historiasdelnarco.com - Aguascalientes es donde están más mermados, sin embargo, el procurador de aquel estado, Felipe Muñoz Vásquez, ha reconocido que la célula “no esta aniquilada, y por lo tanto, no deja de ser violenta y sanguinaria”. Fue este el grupo criminal el que de acuerdo a las investigaciones ministeriales, el 15 de junio de 2011 atacó a balazos al sobrino del fiscal hidrocálido Israel Muñoz Marmolejo, lo secuestraron y lo decapitaron sobre la carretera estatal 60 en esa entidad.

El cabecilla y líder que controlaba esas regiones del Bajío fue identificado por las investigaciones policiacas como “El Pelacas”, “El 7” o “El Calaveras”.

“El Pelacas” tuvo en “El Chapo Isidro” a su principal aliado para fortalecer su presencia en la zona, y extenderse hacia otras plazas como Los Cabos sudcalifornianos.

Conforme a datos manejados por las autoridades locales, este grupo criminal ya inició un proceso de ampliación hacia otros municipios de Baja California Sur.

Según investigadores del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública de Baja California Sur, y en base al intercambio de información con el Estado de Sinaloa, Fausto Isidro Meza Flores “El Chapo Isidro” es considerado un hombre joven, astuto y muy sanguinario.

Originario de Guasave, tiene actualmente bajo control la zona norte de Sinaloa. Desde Choix hasta Los Mochis, Guasave y Guamúchil. En el sur, tiene al destino de playa de Mazatlán, áreas donde se han desatado los más cruentos enfrentamientos entre grupos rivales que pelean por el control del territorio con narcotraficantes muy poderosos e influyentes, como el otro “Chapo”, Joaquín Guzmán Loera, Ismael “El Mayo” Zambada, además de Juan José Esparragoza Moreno “El Azul”.

Las investigaciones de la SIEDO han llevado a considerar a “La Oficina” como una nueva organización delictiva que alcanza el rango de cártel, por el nivel estructura, violencia y peligrosidad.

Conforme a la ficha federal, éstos se dedican principalmente al narcotráfico, secuestro, robo de vehículos, extorsión y asesinato de personas, sobre todo, al narcomenudeo, su principal vínculo con policías, jefes policiacos y autoridades locales corruptas que reciben dinero a cambio de protección.

Según investigadores del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública, las células de esta organización utilizan el método de la amenaza y violencia para intimidar a policías y células antagónicas. Con la escuela de “plata o plomo”, los privan de la libertad y los obligan a comprometerse a delinquir para ellos, o de lo contrario son asesinados.

Datos en posesión de la SIEDO son producto de las revelaciones de Jesús Manuel Reyes Flores “El Negro”, presunto integrante de “La Oficina” detenido el 26 de junio de 2012 en Aguascalientes, quien en sus declaraciones refirió que en Los Cabos no solo han asesinado, sino enterrado a decenas de narcomenudistas.

“Los casos que se saben es porque los responsables no hicieron bien su trabajo”, externó abiertamente, para agregar que “tienen a mucha gente trabajando para la organización criminal en las principales ciudades de Los Cabos y La Paz”.

Historiasdelnarco.com - En su declaración preparatoria, el delincuente manifestó que al comandante del Grupo contra Homicidios de la Policía Ministerial del Estado en Los Cabos, Martín Márquez Ruiz, lo mataron porque se confundieron. Pensaron que “había puesto” (entregado) a uno de los detenidos en el caso de la matanza del fraccionamiento “Casa Blanca”, a pesar de que “le pagaban una cuota”; empero, no fue así. Después “…supimos que había sido gente que había llegado de La Paz a investigar el caso”, aceptó Reyes Flores.

Considerado el brazo derecho de Héctor Beltrán Leyva “El H” y actual líder del Cártel de los Beltrán Leyva, Fausto Isidro Meza Flores “El Chapo Isidro” comúnmente se mueve en su zona de influencia: Mazatlán, Guamúchil, Los Mochis, Choix y Los Cabos -según investigaciones del Grupo de Coordinación de Seguridad Pública-, desde donde dirige sus operaciones y matanzas en contra de grupos rivales y de policías.

La última vez que “El Chapo Isidro” estuvo a punto de ser capturado por el Ejército Mexicano fue el 28 de abril de 2010 en la sierra de Choix, Sinaloa. El intento de detención del delincuente dejó como saldo dos militares muertos y 12 sicarios abatidos, entre los que se encontraba su brazo derecho, Omar Alfonso Rubio “El Chonte”, jefe de pistoleros.