De terror y miedo

Lo Último

Matan a 4 mujeres en Narcoreten


(CUAUHTÉMOC, Chih, México).  Las cuatro mujeres, todas familiares, que habían desaparecido el pasado miércoles al circular en un vehículo por la carretera Creel a Guachochi fueron halladas sin vida enla tarde de ayer viernes. La información fue confirmada por agentes policíacos de Cuauhtémoc.

El posible móvil del asesinato fue el robo del vehículo que tripulaban, Volkswagen, línea Jetta de color blanco, de modelo reciente, y los responsables son integrantes del crimen organizado que colocan “narco-retenes” en la Sierra Tarahumara a la vistas de todas las corporaciones policiacas.

Lo anterior lo señalaron pobladores de la región, quienes argumentaron que la tragedia pudo haber sido evitada si los “guardianes del orden” hubieran cumplido su trabajo de atender varias llamadas de un “narco-reten” colocado en la rúa horas antes que fueran “levantadas” las hoy occisas.

Informes extraoficiales indican que las primeras indagaciones de la Fiscalía señalan que las cuatro mujeres, al parecer quienes tienen su residencia en la ciudad de Chihuahua, salieron el miércoles de Creel, municipio de Bocoyna, con rumbo a Guachochi, donde estarían presentes en un funeral.

Sus familiares trataron de comunicarse con ellas en el trascurso de la tarde, y no contestaban los celulares. Al no llegar al punto entrada la noche, solicitaron la intervención policiaca, y la búsqueda comenzó al siguiente día (jueves).

Los policías estatales buscaron primero en la carretera mencionada pero al no localizarlas iniciaron la búsqueda por brechas, hasta que ayer viernes fueron encontradas sin vida en un lugar conocido como La Casita, cerca de Samachique, Guachochi, a aproximadamente 40 kilómetros de donde fue denunciado uno de los “narco-retenes”.

Los agentes señalaron que los cuerpos presentaban huellas de violencia, y disparos de arma de fuego. Argumentaron también que dicha zona del hallazgo había sido “peinada” desde que desaparecieron, pero no encontraron nada, motivo por el cual podrían haber sido abandonados los cuerpos ayer mismo.

Lo anterior ha ocasionado que turistas que buscan apreciar la belleza de la Sierra Tarahuamara se abstengan de hacerlos, ante la presencia e impunidad de combatir los “narco-retenes”.